El diván, verdadero símbolo de la relajación y de la siesta reparadora, ha regresado con fuerza a numerosos interiores contemporáneos, donde causa sensación por su inconfundible silueta. Pero, ¿cómo elegir bien? A continuación encontrarás todos los consejos de Venta Única para seleccionar el diván que mejor se adapta a tus necesidades.

1. ¿Por qué optar por un diván?

Si no hay nada que te guste más que dormirte apaciblemente en tu salón a media tarde, no tengas ninguna duda: ¡el sofá diván está hecho para ti! Este modelo, surgido inicialmente en el siglo XVIII, se distingue de los demás sofás por su asiento particularmente alargado, que permite al usuario acostarse completamente como en una cama. Había caído en desuso, pero actualmente conoce una nueva juventud y se está haciendo un hueco importante en los salones de ambiente acogedor y cálido, gracias principalmente a su capacidad para aportar encanto.

El diván, modulable y generoso, es perfecto para recibir como es debido a tus invitados numerosos, pero también para improvisar una deliciosa siesta delante de la tele.

2. Dimensiones y estructura

Los sofás divanes te sorprenderán por su gran variedad de formatos y tamaños. La longitud del asiento varía entre los 150 centímetros de los modelos más «cortos» y hasta 3 o 4 metros, en el caso de que tengas un inmenso salón esperando a ser decorado con las últimas tendencias. En lo que a la profundidad se refiere, todo dependerá de si simplemente quieres instalarte de forma cómoda con el cuerpo recto (entre 60 y 80 centímetros) o tumbarte a tus anchas (hasta 100 centímetros).

En función de las dimensiones elegidas, podrás sentar a entre 2 y 6 personas.
La estructura del mueble es también muy variable. Lo más habitual es que sea de madera, lo cual crea un efecto más cálido, pero también puedes decantarte por el aluminio o incluso el hierro forjado. Básicamente, podrás elegir entre:

- El diván "solo", constituido por un único elemento horizontal.
- El conjunto de sofá y diván, a menudo esquinero, con una parte de sofá clásico y una extensión en modo chaise longue después del ángulo.
- El diván cama, que se puede transformar fácilmente en cama supletoria para recibir a un invitado.

3. ¿De tela o de piel sintética?

Los divanes de tela proponen un gran número de acabados y una variedad infinita de colores, que van desde tonos clásicos como el gris o el azul hasta opciones más atrevidas, como el amarillo, el rojo vivo o las gamas pastel. La composición de la tela varía en función de los modelos: el tapizado del sofá mezcla tradicionalmente el algodón y el poliéster, mientras que el relleno puede estar constituido por espuma de poliuretano, todos ellos materiales reconocidos por su resistencia y su comodidad.
El diván de piel sintética ofrece sensaciones diferentes en cuanto a tacto, comodidad y ambiente. Seducirá sobre todo a quienes busquen darle un toque de prestigio a su salón, pese a no disponer del presupuesto necesario para un modelo de cuero auténtico.

4. ¿Qué estilo elegir para tu sofá diván?

El sofá de terciopelo o antelina te convencerá si te atraen los orígenes históricos del sofá y quieres ofrecer a tu salón un delicioso espíritu vintage. ¡Ideal también si buscas un mueble insólito y acogedor que ocupe un lugar central en tu interior contemporáneo! El diván clásico aporta un encanto innegable.

El diván de diseño, en cambio, apuesta por formas más depuradas y minimalistas para fundirse con tu decoración. La característica principal de estos modelos es la ausencia de reposabrazos o la posibilidad de desmontarlo, lo cual los acerca mucho de los divanes. Otros modelos ofrecen formas insólitas y no dudan, por ejemplo, en reproducir la palma de una mano con los dedos a modo de reposabrazos.

El diván de estilo escandinavo, por su parte, te ofrece el término medio perfecto: elige entre numerosos modelos de tela muy cómodos y decóralos con unos cuantos cojines a juego.

5. ¿Cuánto puede costar un diván?

Es posible encontrar un pequeño diván de gama básica a partir de tan solo 150 €: una elección de lo más asequible que se integrará sin problemas en la mayoría de salones. Si lo que quieres son materiales nobles, dimensiones considerables o formas elegantes, prevé más bien entre 300 y 400 €, o incluso mucho más para un modelo de prestigio.

***

¿En qué diván te apetece tumbarte? Tómate todo el tiempo que necesites para elegir entre los modelos disponibles en Venta Única.

Descubre también:

Guía de compra
Consejo
Guía de compra
Consejo