Ayuda y pedidos: 911 126 579

¿Cómo elegir tu pérgola o tu cenador?

Si te apetece disponer de un lugar agradable para tus veladas de verano, o simplemente darle un toque de estilo a tu jardín, la pérgola y el cenador tienen actualmente un gran éxito y están seduciendo a muchos compradores. La elección del modelo más adecuado dependerá obviamente del lugar donde vayas a instalarlo y del objetivo perseguido. ¡Te explicamos todo a continuación!

1. Pérgola, cenador… ¿Cuál es la diferencia exactamente?

No siempre resulta fácil percibir la diferencia entre una pérgola y un cenador, básicamente porque muchos vendedores no dudan en hacer pasar un producto por otro, e incluso en confundirlos con otros conceptos similares, como la marquesina o la cochera.

La pérgola, al igual que el cenador, es una estructura de exteriores, horizontal y abierta de manera que permita pasar la luz. Se distingue también por su arquitectura algo más sólida y, sobre todo, por su carácter fijo: una pérgola se instala de forma definitiva, mientras que el cenador es, por definición, una construcción móvil y fácil de montar o desmontar.

El cenador se compone de un armazón permanente y, en la mayoría de los casos, una cubierta de tela. Se trata de una instalación típicamente utilizada para grandes ocasiones, como bodas o cumpleaños, ya que permite ofrecer un refugio a los comensales en el jardín y protegerlos de las posibles inclemencias del tiempo. Asimismo, nada impide dejarlo montado durante todo el periodo veraniego. La pérgola también se presta a esta función festiva, pero puede emplearse además para cubrir una terraza o incluso imponerse como un elemento puramente decorativo en el jardín, por ejemplo, para aportar distinción y dar sombra a un camino.

2. ¿Adosada o autónoma?

La pérgola adosada tiene la particularidad de apoyarse en un muro de carga de la casa. De este modo, la estructura se sustenta únicamente sobre los postes de su parte delantera, que pueden ser dos o tres, en los modelos más anchos. Las ventajas de las pérgolas adosadas son una mayor estabilidad y una mayor resistencia a las inclemencias del tiempo, gracias a la protección que ofrece la superficie maciza en uno de sus lados. El adosamiento es, como cabría esperar, la solución preferida a la hora de instalar una pérgola de terraza.

La [strong]pérgola autónoma[/strong], en cambio, está separada de la casa y se sustenta únicamente sobre sus postes, que pueden ser cuatro o seis, dependiendo del ancho de la estructura. Esta característica hace que se pueda instalar indiferentemente cerca de la casa o al fondo del jardín, por ejemplo, para cubrir una piscina o un camino. Para este tipo de modelo, deberás prever un presupuesto algo más elevado.

3. ¿Qué material elegir para mi pérgola o mi cenador?

La mayoría de las pérgolas actuales están equipadas con estructuras de aluminio. La principal ventaja de una pérgola de aluminio es su ligereza y su gran facilidad de mantenimiento, algo muy importante cuando hablamos del exterior de una vivienda. Su aspecto estilizado y ligero atrae también a muchos compradores.

Las pérgolas de madera son menos habituales, pese a tratarse del material preferido en el caso de las cocheras. No obstante, la calidez y el carácter único de la madera pueden ser perfectos para recrear un ambiente de quiosco de música en medio del jardín. Si quieres ofrecerte la distinción de una pérgola de madera con tratamiento autoclave, deberás prever un mínimo de mantenimiento para la estructura, así como unas fijaciones al suelo sólidas.

4. ¿Que cubierta de techo elegir?

En los cenadores, la estructura se cubre en principio con una tela de poliéster o de polietileno, que ofrece un excelente nivel de impermeabilidad y un efecto hidrófugo en caso de lluvia.

En las pérgolas, se recomienda no optar por una cubierta opaca, a fin de no crear una oscuridad excesiva. Generalmente, se suele recurrir a techos acristalados o transparentes de policarbonato, ya que permiten conservar la mayor luminosidad posible.

5. ¿Qué precio?

¿Estás buscando una pérgola barata? El precio dependerá evidentemente de la calidad de los materiales empleados y de los acabados del producto, pero también de la superficie por cubrir. Encontrarás modelos a partir de 1000 € para superficies modestas de menos de 10 m². A medida que aumenta la superficie, aumentan también los precios, y no es raro ver pérgolas magníficas por más de 3000 €.

***

Las pérgolas y los cenadores le darán a tu jardín o tu terraza un aspecto más acogedor y festivo. ¡Elige bien desde el primer momento confiando en Venta Única!

N°1 de la venta de mobiliario on line

Tus garantías :

Las opiniones de nuestros clientes :

Síguenos en

Venta-unica.com, fundada en 2008, es una sociedad que cotiza en la bolsa de París desde abril de 2018 - código ALVU - tel: 911 126 579
Rue Jacquard - 93315 le Pré Saint Gervais - Francia