Ayuda y pedidos: 911 126 579

¿Cómo elegir una alfombra?

En el salón, en el dormitorio o en cualquier pieza de la casa… ¡La alfombra es un elemento decorativo esencial para completar tu decoración! ¡Aquí tienes algunos consejos para elegir la alfombra que mejor se adapte a tus gustos y necesidades!
Guía de compra y limpieza de alfombras

1. ¿Por qué cambiar de alfombra o comprar una alfombra nueva?

  • Estética:

¿Tu alfombra ya empieza a verse vieja y cansada? ¿Ya no te gusta el color? ¿Quieres cambiar el estilo de la decoración? ¡Es hora de cambiar de alfombra! Todos los decoradores de interiores están de acuerdo: la coherencia es fundamental a la hora de decorar una casa. Por eso, independientemente de la pieza en la que la vayas a poner, es importante tener en cuenta que la alfombra es un elemento decorativo demasiado importante como para ser elegido a la ligera.

  • Confort:

Además de proteger el suelo, una de las principales misiones de una alfombra es aportar confort. Una buena alfombra es capaz de aportar calidez a cualquier pieza de la casa y ayuda a mantener los pies calentitos. Para disfrutar de una alfombra lo más cómoda y agradable posible, privilegia las alfombras 100% lana o las alfombras shaggy... ¡Su suavidad es incomparable!
 

  • Medidas:

Con el tiempo, las distintas habitaciones de la casa cambian, se configuran de otra forma, se quitan o se añaden muebles… Por eso es posible, que tu alfombra ya se haya quedado demasiado grande o demasiado pequeña en alguna pieza de la casa. Es importante adaptar las medidas de la alfombra al tamaño de la pieza para no crear una incómoda sensación de volumen. Por ejemplo, una alfombra demasiado grande hará que la habitación más pequeña.

  • Forma:

Existe una amplia variedad formas de alfombras para adaptarse a tus gustos y necesidades. Por ejemplo, hay alfombras largas y rectangulares pensadas para proteger y aportar calidez a un pasillo de la casa. Otro ejemplo son las alfombras redondas, que son ideales para espacios reducidos o para aportar un toque cosy y relajante a cualquier pieza de la casa. 2. ¿Cómo elegir una alfombra? Hay tantos modelos y tipos de alfombras, que a veces se hace difícil elegir. Aquí tienes algunas pistas que tal vez te puedan ayudar.

2. ¿Cómo elegir una alfombra?

Hay tantos modelos y tipos de alfombras, que a veces se hace difícil elegir. Aquí tienes algunas pistas que tal vez te puedan ayudar.

2.1 Material

  • Materiales naturales:

Las alfombras pueden ser de materiales naturales como la lana, el bambú o el algodón. Las alfombras de lana, además de procurar una agradable sensación de calidez y confort, son muy resistentes al uso y a la suciedad. Las alfombras de bambú son resistentes y fáciles de limpiar. ¡Y es un material ecológico! Las alfombras de algodón tienen un acabado natural y también se limpian fácilmente.

  • Materiales sintéticos:

Las alfombras de materiales sintéticos como el polipropileno, el acrílico o el poliéster tienen varias ventajas: son antiestáticas, no necesitan de grandes esfuerzos para su conservación y se limpian fácilmente. ¡Ideal para casas con niños, para poner debajo de la mesa del comedor o delante de sofá!

  • Densidad y acabados

Hay otros dos criterios a tener en cuenta a la hora de elegir una alfombra: la densidad y los acabados. Cuanto más densa sea la alfombra, más mullida y cómoda será. Los acabados también son muy importantes, ya que aportan matices, finura y prestancia a la alfombra. Los flecos de las alfombras bereberes, por ejemplo, son las que le confieren ese estilo tan característico. Cada técnica y tejido, aporta un valor diferente a la alfombra.

2.2 Medidas

Como ya hemos dicho anteriormente, es importante adaptar el tamaño de la alfombra al de la pieza.

A. Alfombra de 120x170 cm

Ideales para el dormitorio o para salones pequeños, estas medidas son ideales para aportar una nota decorativa que no acapare todo el protagonismo. Las alfombras de 120x170 cm son las medidas de las alfombras infantiles.

B. Alfombra de 160x230 cm

Estas son las medidas estándar en materia de alfombras para salones y comedores. No obstante, conviene medir bien la mesa del comedor para que la alfombra no sobresalga demasiado o se quede demasiado corta.

C. Alfombra de 200x290 cm

Si dispones de un gran espacio… ¡Lo mejor es optar por una alfombra de 200x290 cm! 

2.3 Estilos y colores

A. Alfombras shaggy

Las alfombras shaggy son alfombras de pelo más o menos largo inspiradas en la decoración pop/fun de los años 60. Pueden tener reflejos diferentes en función del grado de inclinación de las mechas, a veces mates, a veces brillantes, que parecen dar vida a la alfombra. Es, además, una alfombra fácil de limpiar y que aportará calidez a cualquier pieza de la casa.

B. Alfombras de colores lisos

Si tu decoración es rica en motivos o tiene un estilo bien marcado y definido, una alfombra lisa se adapta más fácilmente a todo tipo de decoraciones. Si la pieza ya es muy colorida, opta por colores más bien sobrios como el gris o el beige. Si está decorada con colores neutros, puedes permitirte una alfombra de un color más vivo y alegre para aportar una nota de originalidad. Recuerda que los tonos claros ayudan a agrandar el espacio.

C. Alfombras escandinavas

Las alfombras escandinavas, totalmente tendencia estos últimos años, son de colores suaves o pastel y suelen tener motivos geométricos para aportar luminosidad y calidez y estructurar la pieza. Combinadas con muebles de madera, las alfombras escandinavas son ideales para crear una atmósfera cosy y cálida.

D. Alfombras design

Si estás buscando una alfombra de salón con un estilo urbano y moderno, las tapis design están hechas para ti. Su combinación de colores sobrios con motivos minimalistas es perfecta para crea una atmósfera agradable y contemporánea.

E. Alfombras étnicas/bereberes

Las alfombras de estilo étnico tipo cebra, tigre o leopardo con detalles tropicales como palmeras son ideales para aportar un toque exótico a tu decoración.

Las alfombras de bambú tienen una marcada inspiración asiática que invita a la evasión.

Las alfombras bereberes o las alfombras kilim suelen ser alfombras de lana gruesas, cómodas y suaves, que aportarán personalidad y nota de estilo étnico a tu decoración. Este tipo de alfombras suele tener una gran presencia allá donde la pongas, así que conviene comprobar que sus detalles, dibujos y colores combinan bien con el resto de la decoración.

F. Alfombras infantiles

Hay alfombras con dibujos infantiles que son ideales para completar la decoración de la habitación de los peques de la casa. Estas alfombras infantiles pueden tener dibujos de tipis, de animales, de paisajes e incluso de rayuela o de circuito. Así, además de aportar calidez y confort al dormitorio de tus hijos, también pueden servir como espacio de juego, especialmente si optas por un material sintético, más resistentes a las manchas y la suciedad y más fáciles de limpiar. 

G. Alfombras de exterior

Algunas alfombras de polipropileno están especialmente pensadas para un uso en exterior. Hoy en día, existen alfombras de exterior con diseños modernos y atractivos para adaptarse a todos los gustos y que se limpian con mucha facilidad. ¡Ponla bajo la mesa del comedor de tu jardín o en tu salón de jardín para crear una atmósfera aún más agradable y totalmente tendencia!

3. ¿Cómo limpiar una alfombra?

Aquí tienes algunos pasos a seguir a la hora limpiar bien la alfombra:
  • Primer paso:

Empieza por pasar la aspiradora por la alfombra utilizando el accesorio especial para alfombras. De este modo, la alfombra recuperará yo todo o parte de su lustre.

  • Segundo paso:

Si quieres hacer una limpieza en profundidad, puedes frotarla con agua con jabón y aclarar con agua. Si añades un poco de vinagre blanco, el resultado será todavía más eficaz.

  • Tercer paso:

Para darle una nueva vida a los colores, usa agua con gas, deja secar y pásale un cepillo a la alfombra.
 
Algunas soluciones para las manchas:

- Quemaduras de cigarrillo: retira el pelo dañado con cuidado, ayudándote de unas pinzas de depilar.

- Chicle: pasa hielo por el chicle y trata de quitarlo con una cucharilla.

- Barro: una vez esté seco el barro, cepilla la alfombra con cuidado.

- Cera: pon papel secante sobre la mancha y pásale la plancha.

- Café o té: frota la mancha con un paño con agua tibia y champú y aclara con agua.

- Pegamento: pasa un paño con agua caliente. Si la mancha persiste, utiliza una mezcla de agua y alcohol de 90°.

- Frutos rojos o vino tinto: pasa suavemente por la mancha un paño mojado en una mezcla de 1/4 de agua y ¾ de alcohol de 90°.

N°1 de la venta de mobiliario on line

Tus garantías

Las opiniones de nuestros clientes :

Síguenos en

Venta-unica.com, fundada en 2008, es una sociedad que cotiza en la bolsa de París desde abril de 2018 - código ALVU - tel: 911 126 579
Rue Jacquard - 93315 le Pré Saint Gervais - Francia