Ayuda y pedidos: 911 126 579

¿Cómo elegir e instalar una puerta corredera?

La puerta corredera, elegante y muy moderna, se desliza discretamente sobre su riel y termina pasando inadvertida para valorizar el espacio que la rodea. No es de sorprender que se haya convertido en una opción particularmente popular para organizar el espacio en viviendas con superficie reducida, aunque hay que decir se trata de una solución estética recomendable para cualquier tipo de interior. ¿Cómo elegir e instalar la puerta corredera adecuada?

1. ¿Por qué apostar por una puerta corredera?

Las puertas tradicionales montadas sobre bisagras presentan el gran inconveniente de requerir un espacio mínimo para el ángulo de apertura, lo cual puede suponer un problema en una habitación pequeña. La elección de una puerta corredera, al contrario, permite ahorrarse ese ángulo de apertura y liberar como media 1 m²: ¡suficiente para colocar una pequeña cómoda o incluso ganar el espacio que faltaba para poner una cama más grande!

Más allá de esta evidente ventaja práctica, la variedad de puertas correderas a la venta permite crear transiciones más sutiles entre las habitaciones: ¿una verdadera separación simbólica y opaca, una pantalla de efecto más abierto? Todo depende de lo que tú elijas.

2. ¿Riel visto o con cubierta?

Hoy en día, existen distintos tipos de puertas correderas:

- Las puertas correderas empotradas son las más espectaculares, ya que, al abrirse, la puerta se introduce en el tabique y desaparece de la vista. Estos modelos implican la existencia de un tabique a medida para ocultar el riel, con una obra que será más compleja y costosa.

- Las puertas correderas con sistema de aplique, más sencillas de instalar, se colocan sobre el tabique y se deslizan a lo largo de este. Se suele distinguir entre los apliques de riel visto y los que incluyen una cubierta para oculta el riel.

La disimulación del riel de la puerta corredera dentro de una cubierta considerarse una opción más elegante, aunque esto tampoco es una verdad absoluta. A mucha gente le gusta también el riel visto, el cual puede considerarse como un objeto de decorativo en sí mismo, especialmente en interiores de estilo industrial.

3. ¿Qué dimensiones?

Las dimensiones de una puerta corredera están muy normalizadas en la actualidad. Un modelo con una única hoja tiene por norma general un ancho comprendido entre 73 y los 93 centímetros, y una altura de entre 203 y 205 centímetros, igual que una puerta clásica. Los modelos con dos hojas, por su parte, miden como mínimo 160 centímetros de ancho.

Por supuesto, los interiores y las aberturas atípicos pueden beneficiarse, llegado el caso, de un modelo a medida.

4. ¿Qué material elegir para una puerta corredera?

La puerta corredera de cristal suele gozar de gran aceptación en interiores de estilo moderno y depurado. El cristal deja pasar la luz y contribuye a aumentar la luminosidad de la vivienda, al tiempo que establece una separación simbólica y práctica entre las diferentes habitaciones. Por otra parte, resulta fácil crear efectos visuales de gran belleza optando por un vidrio deslustrado, arenado o coloreado. Venta Única te propone en particular una amplia variedad de modelos de puertas correderas de cristal templado.

Si quieres mayor opacidad, también puedes decantarte por una puerta corredera de madera. Debido a su peso y a su volumen, no suele ser habitual el uso de madera maciza, sino que se recurre más bien a paneles de fibras de MDF o de melamina, disponibles en todos los colores.

La puerta corredera de aluminio, sofisticada y ligera, constituye otra opción atractiva, aunque suele hacer que se dispare el presupuesto.

5. Rieles y ruedas

Dejando a un lado el acabado de la puerta en sí, el riel de la puerta corredera debe tener la calidad suficiente para soportar el peso del conjunto... así como el desgaste de años de uso diario. Dependiendo de modelos, el riel se puede fijar en la pared o sobre el techo, especialmente si se trata de separar dos habitaciones. En el caso de una puerta corredera de armario, se dará prioridad siempre que sea posible a un doble riel en techo y suelo. Por último, comprueba la calidad de los rodamientos de bolas para no tener ninguna sorpresa desagradable.

6. Qué precio tiene una puerta corredera?

No hace falta gastarse una fortuna: se puede encontrar una bonita puerta corredera con espejo a partir de 200 € aproximadamente, si bien hay modelos de gama alta (aunque no a medida) que pueden llegar a costar el doble.

***

Elegir una puerta corredera adecuada es cuestión de criterios no solamente técnicos, sino también estéticos. No pases por alto ningún detalle y elige entre los modelos que te propone Venta Única.

N°1 de la venta de mobiliario on line

Tus garantías :

Las opiniones de nuestros clientes :

Síguenos en

Venta-unica.com, fundada en 2008, es una sociedad que cotiza en la bolsa de París desde abril de 2018 - código ALVU - tel: 911 126 579
Rue Jacquard - 93315 le Pré Saint Gervais - Francia