Ayuda y pedidos: 911 126 579

¿Cómo elegir e instalar una sauna tradicional?

Si ya disfrutaste de la experiencia de una sauna tradicional en un instituto de belleza o en un centro de talasoterapia, seguro que te encantaría disfrutar del mismo bienestar en casa. En la actualidad, tienes a tu disposición numerosos modelos que te permitirán llevar a cabo este proyecto y disfrutar de una relajante sesión cuando más te apetezca. Pero, ¿cómo elegir el mejor modelo?

1. ¿Por qué instalar una sauna en casa?

El principio de la sauna tradicional finlandesa es muy sencillo: su cabina, equipada con una estufa, aumenta fuertemente la temperatura, produciendo un calor más seco que el del baño de vapor y generando una intensa transpiración.

La sudoración es un proceso natural y beneficioso que contribuye a estimular la circulación sanguínea, eliminar grasas y toxinas, y relajar los músculos. La instalación de una sauna tradicional en casa te proporcionará una fuente inagotable de bienestar físico y mental.

2. ¿Cuáles son las ventajas de una sauna tradicional?

La sauna tradicional, calentada mediante una estufa eléctrica o de leña cargada con piedras volcánicas, suele presentarse como lo opuesto a la más moderna sauna de infrarrojos, que utiliza en su lugar resistencias de carbono o de cerámica.

La principal virtud de la sauna tradicional finlandesa es obviamente su carácter auténtico, que aporta un encanto adicional a la experiencia del usuario. Una vez calentadas, las piedras se pueden mojar con agua para producir un vapor muy agradable para el cuerpo y las vías respiratorias. Todo esto hace que el calor generado por la sauna tradicional sea claramente más húmedo que el de una sauna de infrarrojos.

Así pues, la sauna tradicional requiere una temperatura más alta para una sudoración equivalente: con ella, el cuerpo llega a estar expuesto a temperaturas de hasta 80 o 100 °C.

3. Estilos, materiales y dimensiones

Las cabinas de sauna tradicionales están fabricadas con una bonita madera maciza, generalmente de cedro o de pino de Canadá. La eficacia del calentamiento dependerá tanto de la potencia de la estufa como del buen aislamiento del cristal: se recomienda un vidrio de seguridad templado de entre 7 y 8 milímetros de grosor como mínimo para un rendimiento óptimo.

Contrariamente a lo que muchos piensan, una sauna tradicional de 1 plaza apenas ocupa más espacio que una cabina de ducha de pequeño formato. Con 90 centímetros de largo por 90 centímetros de profundidad, puede ser suficiente. En cambio, con una sauna tradicional para 2 personas deberás prever una anchura mínima de 120 centímetros para evitar agobios.

Por último, las saunas tradicionales de 4 o 5 plazas requieren mucho espacio disponible, ya que prácticamente equivalen a añadir una habitación más en casa.

4. ¿Qué tipo de estufa?

Las saunas domésticas vienen casi siempre equipadas con una estufa eléctrica, más segura que el tradicional sistema de leña. La potencia de calentamiento, expresada en vatios o kilovatios (W o kW), tiene un impacto directo sobre el consumo eléctrico. El volumen de carga en piedras volcánicas también tiene su incidencia en la potencia del calor emitido. Para una sauna tradicional de 3 o 4 plazas, lo ideal es una estufa de al menos 3 kW, cargada con entre 15 y 20 kilogramos de piedras volcánicas.

5. Opciones y accesorios

Las opciones de una sauna tradicional son menos variadas que las de un modelo de infrarrojos, donde existe una mayor presencia de tecnología. De hecho, los modelos con calentamiento clásico se esfuerzan precisamente por recrear a la experiencia rústica y auténtica de una caseta finlandesa perdida en plena naturaleza escandinava.

Los accesorios típicos e indispensables, normalmente suministrados con la sauna, son un cubo y un cucharón para mojar de vez en cuando las piedras. La calidad y el número de estas últimas son aspectos que tampoco deben descuidarse. ¡Por último, verifica que haya complementos tan prácticos como un toallero, así como un termómetro y un reloj de pared, para no perder el contacto con la realidad!

6. ¿Cuánto puede costar una sauna tradicional?

Es posible encontrar una sauna tradicional barata a partir de 600 o 700 €, siempre que te limites a un modelo individual. A partir de ahí, los precios pueden llegar a superar los 2000 €.

***

La sauna tradicional de interior, placentera y estética, es una verdadera fuente de relajación. ¿Ya has elegido tu modelo?

N°1 de la venta de mobiliario on line

Tus garantìas :

  • 14 días satisfecho o reembolsado
  • 94% de clientes
    satisfechos
  • Precios incomparables
    hasta -60% dto
  • Seguimiento
    del pedido
  • Pago
    100% seguro
  • Atención al
    Cliente en el 911 126 579
    L-V de 9h a 18h

Las opiniones de nuestros clientes :

Síguenos en

Venta-unica.com, fundada en 2008, es una sociedad que cotiza en la bolsa de París desde abril de 2018 - código ALVU - tel: 911 126 579
Rue Jacquard - 93315 le Pré Saint Gervais - Francia